facebooktwitteryoutube
in Hogar y Tiempo Libre - 16 Ago, 2017
by redaccion_01 - no comments
Distribuidora licores Bogotá: cómo elegir la bebida ideal para un evento

La planificación de eventos es una de las tareas más difíciles que existe, puesto que no deben quedar detalles por fuera. No importa la cantidad de invitados que tenga, todos tienen que quedar satisfechos al final de la velada, para que se lleven un recuerdo memorable. La elección de las bebidas, por ejemplo, es un tema complejo, pero los expertos coinciden en que comprarlas en una distribuidora licores Bogotá es la mejor decisión.

Algunos establecimientos cuentan con un personal altamente cualificado, que podría ayudarte a seleccionar los tragos perfectos dependiendo de la ocasión. Entre los aspectos que se tienen en cuenta en este proceso destaca el presupuesto del cliente, el horario de la celebración, el número de asistentes, los gustos particulares y el tipo de encuentro.

Una vez que se hayan precisado estos puntos, la compañía le orientará para que obtenga las marcas que se ajustan a los requerimientos; las proporciones adecuadas, para que nadie quede sin probar un delicioso trago; y ciertas recomendaciones que te permitirán aprovechar al máximo estos productos hasta que finalice la reunión.

Además de esto, si encuentras una distribuidora de licores con experiencia, seguramente tendrás la oportunidad de disfrutar de descuentos, ofertas y promociones del mes. Sin duda alguna, esto es una ventaja cuando se trata de ahorrar dinero para invertirlo en otros elementos que necesites en la fiesta.

Las bebidas espirituosas, según el momento

Antes de comprar estos productos, es importante que sepas muy bien lo que quieres lograr en este instante especial. En este sentido, tienes que aprender a diferenciar lo que usualmente se sirve en las fiestas, de acuerdo con la hora en que se realice:

  • Para un brunch o desayuno: si piensas hacer el festejo en la mañana, lo ideal es que ofrezcas cócteles ligeros de bajo alcohol y diluidos con alguna sustancia para mezclar. Por lo general, se dan diferentes sangrías o cócteles frutales o cítricos.
  • Para un almuerzo: el mediodía es un horario versátil que permite variar la carta de licores. Previo a la comida, puedes optar por tragos amargos, para estimular el apetito; y al comer, un vino para resaltar los sabores.
  • Para la cena: los licores fuertes que han sido sometidos a procesos de destilación, como el whisky, la ginebra, el ron, etc.

 

Deja una respuesta