facebooktwitteryoutube
in Ocio y Entretenimiento - 30 Ene, 2014
by admin - no comments
Girona, la ciudad monumental pero a escala humana

Entre el mar y la montaña y cerca de Barcelona, Girona es una ciudad a escala humana pero con el atractivo de las grandes ciudades. Su muralla carolingia, el barrio judío –el mejor conservado de España- y su catedral, con la nave gótica más ancha del mundo, son sólo algunos ejemplos de su gran patrimonio cultural.

La muralla
La muralla gerundense es fiel reflejo de la pugna que mantuvieron los musulmanes y los ejércitos del emperador Carlomagno. Hoy en día la muralla ofrece al visitante la posibilidad de disfrutar de un paseo a lo largo de su recorrido mientras disfruta de unas maravillosas vistas de la ciudad y sus alrededores.

El barrio judío
En Cataluña, los barrios judíos se bautizaron como “Call”. El Call Jueu de Girona mantiene la estructura y el espíritu intacto de la comunidad sefardí que allí habitó durante seiscientos años, hasta 1492, tal es así que es el mejor conservado de España.

Hay que visitar el Centro Bonastruc Ça Porta, la antigua sinagoga convertida hoy en centro de estudios. Orientado al norte del centro se encuentra el Montjuïc, o monte de los Judíos.

Los baños árabes
En la Plaza de la Catedral destacan la Casa Pastors, edificio renacentista que alberga en la actualidad el Palacio de Justicia, y la Pia Almoina.

Un edificio románico, construido en el siglo XII, alberga los baños árabes. Su arquitectura imita los preceptos de la musulmana y las dependencias típicas de sus baños.

La catedral
La Catedral de Santa María es el legado histórico más grandioso de Girona. Fue construida entre los siglos XIV y XVII. La Seo, un templo que conserva de sus orígenes el claustro y el antiguo campanario, acumula varias plusmarcas.

La Torre de Carlomagno alberga la nave gótica más ancha del mundo, gracias a sus casi 23 metros de espacio abovedado. Es, la segunda de mayor anchura de cualquier estilo arquitectónico, sólo por detrás de la catedral de San Pedro del Vaticano. Y finalmente, la escalinata de acceso al templo, construida en el siglo XVII, es la mayor existente de arte barroco.

Y los museos
El Museo de la Catedral ocupa varias salas de la Catedral de Santa María. Una mirada más global del arte, desde el arte románico al contemporáneo, ofrece el Museo de Arte de Girona-MDA, en el interior del espectacular Palacio Episcopal. Para conocer en profundidad la historia de la ciudad es altamente recomendable visitar el Museo de Historia y el Museo de Historia de los Judíos. El Museo de Arqueología de Cataluña y el Museo del Cine complementan la oferta.

Deja un comentario